Ante la injusticia

En esta época soy valenciano y nuestro lema es: “pensat i fet”.

Creo que estamos en un momento de servidumbre que no va conmigo y espero que en un futuro próximo podamos hablar sobre quienes están discriminando a gimnastas.

Yo ya no soy parte, pero no entiendo que nadie de la Federació Catalana de Gimnàstica haya dicho públicamente: “¿Cómo es posible que ninguno/a de nuestros/as gimnastas cuente para las becas de la RFEG?”. Sobre todo cuando la principal razón aparente es negarse a trasladarse al CAR de Madrid.

Yo ya lo viví en mi época de director técnico de la Federació Catalana de Gimnàstica y no pude luchar.

No hay ni una gimnasta catalana de GAF júnior o sénior para Tokio BECADA EN SANT CUGAT: gimnastas que han ido a Campeonatos de Europa y Mundiales júnior y que han quedado en los primeros puestos de su categoría en los Campeonatos de España de 2019.

Ya lo dije en su momento: FCG, ayudad a vuestras/os gimnastas, sobre todo a los/as mejores.

¿Vamos a consentir que gimnastas catalanas de Granollers, de Tarrasa, de Mataró, cunas de la gimnasia GAM y GAF en este país, se queden en un segundo plano habiendo cumplido? Lo mismo con gimnastas de otros clubes de Catalunya y resto de España.

Yo, con mi currículum (tres JJ.OO. como seleccionador nacional de GAM, uno como gimnasta y otro como entrenador asistente), no entiendo por qué gimnastas de GAM y de GAF de Catalunya son anulad@s sistemáticamente como posibles becad@s por el Consejo Superior de Deportes si prefieren quedarse entrenando en su región, donde por cierto hay un Centro de Alto Rendimiento.

Todo esto viene de un problema estructural. Por supuesto que en ese proyecto nacional (hoy por hoy utópico), tendrían que contemplarse todas las posibilidades de preparación: clubes que quieren trabajar en su propio club para cumplir con los objetivos de sus planes para el medio/alto rendimiento, instalaciones municipales que disponen de la infraestructura necesaria para cumplir con las expectativas de rendimiento, los CAR de Madrid y Barcelona (para suplir las necesidades de gimnastas que en su lugar de entrenamiento diario no disponen de los medios para explorar el talento deportivo de estas/os gimnastas), etc., pero yo sigo en el presente, lo otro es una utopía en este momento preciso. En las asignaciones de becas se han cometido injusticias evidentes. Hay que ser justos, no discriminatorios, disponer de sentido común.

Hay que plantearse (y esto lo digo por experiencia como gimnasta, entrenador y seleccionador) que una gimnasta no vive con la misma motivación estando becada por su país, España (con todos los medios nacionales e internacionales) que estando becada solamente por su gobierno autónomico, donde los medios y las expectativas son mucho más bajas.

En el CAR de Sant Cugat hay atletas, nadadores, sincronizada, etc. becados/as por España. Y no pasa nada. Bueno, obtienen finales, medallas, récords en grandes competiciones de primera importancia porque están motivados/as. Como en su momento las personas que dedicaban su vida a la gimnasia artística en el CAR de Sant Cugat.

Publicaciones de Facebook en las que se basa esta nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *